Cuidado de los cactus en agosto

El invierno se está despidiendo, los días se alargan, se vuelven más cálidos, y los cáctus comienzan a salir de su reposo estacional, ¿Qué se puede hacer para ayudarlos a llegar a la primavera en óptimas cóndiciones? He aquí una guía para esta etapa.

Inspección general


Así se inspecciona un cactus
Así como las personas vamos periódicamente al médico para hacernos un chequeo, es bueno revisar cada tanto los cactus para ver su estado sanitario, si están siendo atacados por insectos, ácaros u hongos, si hubo algún cambio de coloración o textura, etc. Por lo general los cactus terminan el invierno un poco "aplastados" o "chupados", no pasa nada, es normal si pasaron unos meses sin riego.

 ¿A qué prestarle atención? Las costras pardas / rojizas suelen indicar arañuela roja (con una lupa se pueden ver diminutos ácaros, miden una décima de milímetro y son rojos). Puntos blancos/beige/grisáceos sobre el cuerpo del cactus pueden ser cochinillas de escudo, estas salen rascando con la uña (cuidado, no lastimar el cactus). 

Cochinilla de escudo - Foto: Agoracactus

Pequeñas motas blancas pegajosas y similares al algodón indican ataque de cochinilla algodonosa. Éstas pueden atacar tanto tallos como raíces, si están en las raíces se nota que el cactus detiene su crecimiento.

Ataque de cochinilla de raíz

Zonas oscuras, pardas, amarillas y blandas, con o sin olor feo, pueden indicar ataque de hongos o bacterias.

Cactus podrido - Karnosas.blogspot.


Combatir plagas

Preparados naturales

Si en la inspección general se han encontrado plagas, es el momento de combatirlas. Hay productos agroquímicos específicos para cada plaga que se pueden pedir en cualquier vivero: contra cochinillas y arañuela roja usar acaricida, puede ser en base a Dimetoato (más fuerte) o Mercaptotion (más suave). Se prepara como indica el envase y se riega o bien se pulveriza el preparado sobre el cactus. Hay que tener MUCHO cuidado al manipular estos químicos porque son sustancias organofosforadas que actúan sobre el sistema nervioso. Usar guantes y preferentemente pulverizar en lugares ventilados. Nunca hay que dejar estos tóxicos al alcance de niños o mascotas, y en lo posible usarlos solo cuando no quede otra alternativa.

Hay métodos naturales para combatir estas plagas, por ejemplo purín de ortiga o macerado de tabaco, incluso para prevenir la arañuela roja es útil pulverizar cada tanto con agua (se desarrollan en lugares secos). Pueden encontrar recetas para combatir plagas naturalmente bajo la etiqueta Control de Plagas.

En caso de encontrar cactus atacados por hongos, el tratamiento depende mucho de cuán avanzado esté el ataque. Lo primero que hay que hacer es desenterrar el cactus y evaluar el estado general. Puede ser que este afectado solo el cuello, las raíces, el cuello y las raíces, o todo el cactus. En éste último caso ya no hay nada que hacer: tirá todo a la basura, y lavá la maceta con lavandina o bien hervila en agua durante 5 minutos antes de volver a usarla. Si hay una parte del cactus rescatable, cortá todo lo enfermo hasta quedarte solo con la parte sana de la planta. Puede que haya que injertarlo para rescatarlo, eso depende del cactus y lo hablaremos más adelante.
Cómo preventivo o para estados de pudrición no muy avanzados, se pueden usar químicos como el Carbendazim (Mamboretá H) o Captan (Mamboretá K), se piden en cualquier vivero y se preparan siguiendo las instrucciones del envase. Cómo en el caso de los acaricidas, hay que usarlos con mucho cuidado y responsabilidad, porque pueden ser venenosos para el ser humano, o producir enfermedades con el uso frecuente. Hay quienes recurren a sustancias menos agresivas, como preparados de azufre, canela o incluso mezclar carbón en polvo con el sustrato para prevenir el ataque de hongos. Más adelante voy a comentar más en profundidad esos métodos.

Riego y fertilización

Cuándo el riesgo de heladas desaparece y los días se vuelven más cálidos, es buen momento para retomar los riegos que se habían suspendido a principios del otoño (ver entrada sobre Riegos para más información). Conviene aprovechar este primer riego para aplicar los productos necesarios para combatir plagas, en caso de haber algún ataque, o bien para fertilizar. Yo suelo regar con Fertifox potenciado con hormona de crecimiento. No es lo más indicado para cactus, ya que la proporción de nitrógeno que trae es alta, pero me ha dado buenos resultados. También se consiguen fertilizantes específicos para cactus en algunos viveros. Lo importante es no pasarse con el fertilizante, algunas personas creen que a mayor cantidad de fertilizante, mejor para las plantas, y eso no es cierto, puede ser muy perjudicial e incluso letal. Tener en cuenta que los cactus no tienen grandes requerimientos nutritivos, y muchas veces la tierra negra con la que se prepara el sustrato ya les aporta lo que necesitan.

Eso es lo que se me ocurre por ahora, y lo que estoy haciendo con mis cactus en éste momento, además de limpiar y ordenar el invernadero, que con tanta actividad se vuelve un caos. Ésta también es una linda época para sembrar (aunque depende del rango de temperatura de germinación de cada cactus, pero ese es otro tema), y también se acerca la época ideal para hacer injertos. Espero pronto poder publicar una entrada especial sobre siembra, algo que ningún cactófil@ debería perderse.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Copyright © 2010 • La Cactaria • Design by Dzignine