Tips cacteros

Mucho se habla de injertos, pero nadie dice qué hacer con el cuello y las raíces del cactus que se injertó. ¿Se tira a la basura? Jamás!

La base del cactus, siempre y cuando tenga raíces y no esté afectada por ningún hongo, se puede espolvorear con canela en polvo sobre el corte, y plantar en arena (yo lo hago sobre arena gruesa, pero es indiferente). Dejar un par de días dónde no reciba sol directo, y al cabo de ese tiempo regar con un poquito de agua. Conforme se vea cicatrizado el corte, se puede comenzar a regar normalmente. Si todo sale bien, luego de un tiempo la base del cactus mostrará algún brote.
Turbinicarpus injertado (atrás), sin injertar (izq.) y la base del injertado dando dos cabecitas (der.)

Epithelanta neomexicana, al cortar su parte superior, dio dos brotes laterales
Esto también es válido para ejemplares muy chiquitos de semillero, aunque son más vulnerables a la deshidratación porque en su pequeño tamaño tienen pocas reservas de agua. En la siguiente foto se ve un mix de cactus (turbinicarpus y epithelanthas) que comenzaron a dar brotecitos.

Restos de injertos... Brotando!
Por eso nunca tiren un cachito de cactus, por más insignificante que parezca!

2 comentarios:

{ Marisol Arancibia } at: 21 de noviembre de 2011, 16:18 dijo...

Hola me gusta mucho tu blog pues es muy educativo para quienes coleccionamos cactus,gracias por compartir, un abrazo.

{ La Cactaria } at: 21 de noviembre de 2011, 16:40 dijo...

Hola Marisol, muchas gracias por tu comentario!

Publicar un comentario

 

Copyright © 2010 • La Cactaria • Design by Dzignine