Feliz Primavera!

Nada mejor que festejar el comienzo de primavera con muchas flores. Espero que disfruten esta selección de fotos!


Mammillaria Elongata floreciendo.
Mammillaria Schideana var. Giselae con una coronita de flores.

Mammillaria Glassii con pequeñas florcitas blancas.
 Mammillaria prolífera, repleta de flores!
Esta Mammillaria sp. comenzó tímidamente.

Con la primavera

(José Martí)


Con la primavera
Viene la canción,
La tristeza dulce
Y el galante amor.

Con la primavera
Viene una ansiedad
De pájaro preso
Que quiere volar.

No hay cetro más noble
Que el de padecer:
Sólo un rey existe:

El muerto es el rey.


Promesas de futuras flores en este Gymnocalycium.
Otra Mammillaria prolífera con algunos frutos del año pasado.
Una pareja de Astrophytum que floreció el año pasado y ya dio sus frutos
La primavera besaba

(Antonio Machado)

La primavera besaba
suavemente la arboleda,
y el verde nuevo brotaba
como una verde humareda.
     Las nubes iban pasando
sobre el campo juvenil...
Yo vi en las hojas temblando
las frescas lluvias de abril.
     Bajo ese almendro florido,
todo cargado de flor
—recordé—, yo he maldecido
mi juventud sin amor.
     Hoy, en mitad de la vida,
me he parado a meditar...
¡Juventud nunca vivida,

quién te volviera a soñar!


Una Sulcorebutia crispata asoma detrás de su flor.
Sulcorebutia y Gymnocalycium
Parodia Microsperma en su esplendor
La floración nocturna del Cereus: solo dura una noche.
Mammillaria Sp desde las alturas
Volverán las oscuras golondrinas

(G. A. Becquer)

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales,
jugando llamarán;

pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar;
aquellas que aprendieron nuestros nombres,
esas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aun mas hermosas,
sus flores abrirán;

pero aquellas cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día...
esas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
 tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará;

pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido... desengáñate,
¡así no te querrán! 


Flores de una Mammillaria plumosa
Mix de flores disfrutando el sol
Otra Mammillaria, sus flores son bien características
Trio floreado
Magníficas flores
Las flores de los cactus pueden ser muy grandes comparadas con la planta.

Y ahora... Algunas crasas


Flores de Echeveria
Mix de crasas al sol. No hay flores, pero tienen aire primaveral.
Kalanchoe "espinazo del diablo"
Alegres rayitos de sol
Acercamiento

Con Quevedo, en primavera

(Pablo Neruda)

Todo ha florecido en
estos campos, manzanos,
azules titubeantes, malezas amarillas,
y entre la hierba verde viven las amapolas.
El cielo inextinguible, el aire nuevo
de cada día, el tácito fulgor,
regalo de una extensa primavera.
Sólo no hay primavera en mi recinto.
Enfermedades, besos desquiciados,
como yedras de iglesia se pegaron
a las ventanas negras de mi vida
y el sólo amor no basta, ni el salvaje
y extenso aroma de la primavera.

Y para ti qué son en este ahora
la luz desenfrenada, el desarrollo
floral de la evidencia, el canto verde
de las verdes hojas, la presencia
del cielo con su copa de frescura?
Primavera exterior, no me atormentes,
desatando en mis brazos vino y nieve,
corola y ramo roto de pesares,
dame por hoy el sueño de las hojas
nocturnas, la noche en que se encuentran
los muertos, los metales, las raíces,
y tantas primaveras extinguidas 
que despiertan en cada primavera.
Las flores de la Euphorbia obesa no son muy vistosas, pero merecen su lugar.


Y para terminar, la yapa!

Fotosíntesis
Kalanchoe tomentosa
Famosa "Coronita de novia" que ahora está floreciendo con todo.
Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.
(Pablo Neruda)
Manzanilla silvestre
También hay lugar para las orquídeas

Crassula
Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos. 
(Pablo Neruda)
Helechos y Opuntias también pueden ser amigos
Panadero!


Panaderos, que placer fugaz e irreversible el soplarlos y ver volar melancólicamente los pequeñísimos paragüitas, buscando un lugar donde posarse y germinar en nueva vida. Cuando los soplo no puedo evitar arrepentirme un instante después, y sentir inexorablemente que no puedo volver atrás y tener ese copo blanco en mi poder, esa esfera frágil en mis manos como un planeta chiquito.

He visto también volar panaderos notoriamente más grandes que los comunes, mas nunca pude encontrar la flor que los engendra. Giran solitarios en el aire, escapando de mis manos presurosas que intentan capturarlos para pedir un deseo que se nunca se cumplirá.

¿De dónde viene y hacia donde va? De la tierra a la tierra y así en un ciclo eterno. Se alimentará de lluvia y de sol y será libre una vez, desecho en mil retoños.

Feliz Primavera
La Cactaria.
 

1 comentarios:

{ Marisol Arancibia } at: 11 de octubre de 2011, 9:14 dijo...

Hola precioso tu blog, me encantan los cactus, y fue muy grato ver tu colección, felicidades, saludos.

Publicar un comentario

 

Copyright © 2010 • La Cactaria • Design by Dzignine